Los cinco pasos previos para llegar a la Nube

  • unit4
  • hace 3 semanas
  • 104 Visitas
  • 2 0
ekon

No hace falta estar suscritos a sesudos estudios de consultoras para palpar el ambiente: las empresas están migrando a la nube, y nosotros no deberíamos ser los últimos en enterarnos. Sin embargo, hay un consenso común en dichos estudios: más del 90% de las empresas encuestadas indican que migrarán de forma parcial o total a entornos Cloud en los próximos 5 años. Este cambio, aseguran, es imprescindible para adaptarse a las nuevas demandas del mercado y seguir siendo competitivo. Pero puesto que debemos emprender el viaje, ¿qué es lo que necesito hacer?

En primer lugar, debemos entender los principales conceptos que se utilizan cuando hablamos de ‘Cloud’. El Cloud no deja de ser otra forma de organizar el flujo de la información de nuestros sistemas: en vez de tener los datos alojados en nuestros servidores sufriendo limitaciones de espacio, potencia y dedicación, los llevamos “a la nube”, que son inmensas granjas de máquinas deslocalizadas y virtualizadas que ofrecen la ventaja de poder crecer hasta límites de escala planetaria, de poder mover cargas de trabajo simultáneas en tiempo real, y de poder beneficiarse de un ecosistema tecnológico abierto lleno de nuevas ideas y oportunidades. Todo ello bajo una fórmula de consumo a demanda y de pago por uso.

Mencionemos los distintos modelos de servicio en Cloud:

  • Infrastructure as a Service (IaaS): Es el servicio más básico, proporcionando infraestructura de computación –máquinas virtuales y otros recursos– en base a una suscripción.
  • Platform as a Service (PaaS): Se trata de proporcionar un entorno de desarrollo de aplicaciones, que dispone de además de otras soluciones listas para usar, y componentes (APIs) que facilitan el desarrollo de nuevos entornos de negocio. Se suele ofrecer el soporte del hardware así como los canales para su distribución y cobro por su utilización.
  • Software as a Service (SaaS): Los usuarios disponen de un aplicativo al que se accede desde el navegador web, a menudo para un fin determinado (pago de nóminas, correo electrónico, gestión de proveedores, etc.), y en vez de tener que comprar una licencia por máquina e instalar la aplicación en cada una de ellas, se establece una suscripción de ‘pago-por-uso’.

ekon

También hay diferentes tipos de entrega:

  • Cloud Privado: Las infraestructuras son dedicadas a una única organización, que puede ser gestionada internamente o por terceros. Requiere un replanteamiento de los recursos actuales y sus curvas de amortización, para evitar tanto la infrautilización de recursos como el sobredimensionamiento.
  • Cloud Público: Se utilizan infraestructuras de terceros que son compartidas entre diferentes empresas. Requiere reevaluar la seguridad de las aplicaciones utilizadas, y en especial las que no han sido diseñadas desde su inicio para un entorno Cloud.
  • Cloud Híbrido: Es una combinación de los modelos Privado y Público, aprovechando las ventajas de ambos modelos y ajustándolo a las restricciones existentes en las aplicaciones que utiliza la organización. Por ejemplo, los datos más sensibles de negocio se alojan en una nube privada, mientras que las aplicaciones más rutinarias y pesadas en una nube pública.

ekon

En segundo lugar, un estudio de O’Reilly Media nos muestra los motivos por los que las organizaciones encuestadas se plantean la migración a Cloud, siendo el principal las restricciones que implican disponer de infraestructuras locales, y en especial la capacidad de añadir nuevos recursos de forma variable. Así, la escalabilidad (71%) y la flexibilidad (67%) es lo más valorado, seguido del ahorro de costes (50%), la disponibilidad (38%), el rendimiento (19%) y la seguridad (8%).

ekon

Pasito a pasito

Una vez tenemos presentes los conceptos básicos y los principales motivos, estamos en condiciones de emprender los pasos para realizar con éxito una migración al entorno Cloud.

1.- Disponer de una estrategia de infraestructuras. La migración a un entorno Cloud no se puede enfocar como una tarea o proceso únicamente del área de IT, debido a que afectará a toda la organización. Por ello se debe disponer de una estrategia que implique a todos los departamentos que la componen, debiéndose establecer los mecanismos de colaboración necesarios, así como un comité de dirección del proyecto de migración que permita dar respuesta a las diferentes necesidades e inquietudes que cada departamento de la organización presenta.

El cambio a un entorno Cloud afectará desde los mecanismos para acceder a las aplicaciones migradas a Cloud, hasta las integraciones entre las mismas, pasando por los recursos que estarán disponibles para los usuarios en el nuevo modelo. Estos cambios deben estar por tanto respaldados desde el área de operaciones a la financiera, pasando por recursos humanos o marketing.

2.- Análisis detallado de las aplicaciones. En un entorno Cloud, es primordial la simplificación de los entornos, debiéndose establecer una estrategia clara para su reducción (un mismo Sistema Operativo, Gestor de Base de Datos, etc.). De esta forma se podrán aprovechar las ventajas de escalabilidad y elasticidad que aporta Cloud, así como ajustar los costes de estas infraestructuras dado que se va a pagar por el uso de las mismas.

Por ello hay que hacer un cálculo de la criticidad de cada una para el negocio antes del proceso de integración y su viabilidad en cada uno de los tipos de entrega de Cloud, dado que pueden existir restricciones normativas o legales (protección de datos, privados o financieros) en entornos públicos y/o híbridos. Este análisis debe contemplar como alternativas el abandono de aplicaciones existentes (por su baja utilización / beneficio para la organización) así como la sustitución de aplicaciones obsoletas por nuevas aplicaciones diseñadas para entornos Cloud de forma nativa.

3.- Simulación de costes. Los diferentes modelos de servicio Cloud (SaaS, IaaS y PaaS) aportan como valor principal la capacidad de adecuar los costes del servicio al consumo que se realiza de los recursos contratados. En el caso de SaaS al estar asociados al número de usuarios que utilicen la aplicación, son fácilmente medibles y controlables. Esto quiere decir que si hay que hacer una reestructuración de usuarios, ya sea aumentando o reduciendo su número, la decisión se puede tomar de mes a mes sin preocuparse de la caducidad anual de las licencias.

La ventaja del pago por uso se puede convertir en una desventaja si el dimensionamiento de los recursos contratados no se ajusta a los que realmente necesita la organización, ni en cuanto a tiempo de disponibilidad ni en cuanto a la cantidad de recursos. Esta situación se produce cuando se replica el modelo de infraestructuras en local al nuevo modelo IaaS en Cloud. Por ejemplo, si la adquisición de los servidores necesarios se dimensiona de acuerdo a la capacidad/computación máxima requerida, más la previsión de crecimiento en los próximos 4 años, replicar este modelo en Cloud desaprovecha las características de elasticidad y escalabilidad, a la vez que disparan los costes recurrentes del modelo, puesto que ya no hay que preocuparse de la amortización y obsolescencia de los equipos.

Es recomendable realizar antes una simulación de los costes anuales del nuevo modelo (en base a la estrategia definida en la infraestructura y al análisis de las aplicaciones necesarias por el número de usuarios), con la ventaja de poder ir reajustando sobre la marcha hasta encontrar la combinación más beneficiosa para la organización.

4.- Disponer de un plan detallado de la migración. Se recomienda realizar la migración de forma escalonada y en diferentes fases, de forma que se minimice el impacto en la organización, ya que se reducen los riesgos, aunque se incremente el periodo de tiempo necesario.

El plan se ajustará al análisis de las aplicaciones realizado previamente, llegando a plantear diferentes escenarios:

  • Apagar y levantar: se aplicará a las aplicaciones que se migren en base al modelo IaaS privado, traspasando el servicio a máquinas virtuales proporcionadas por el proveedor de Cloud.
  • Implantar y migrar: se aplicará a las aplicaciones de nueva implantación en la organización, habitualmente en modelo SaaS, y que sustituyen parcial o totalmente a aplicaciones obsoletas.
  • Apagar y desmantelar: se aplicará a aquellas aplicaciones que, o bien sean obsoletas o bien no aporten valor a la organización.

5.- Comunicación y formación. Uno de los aspectos que no se contempla con la suficiente antelación es la comunicación a toda la organización de los objetivos que se persiguen con el cambio a emprender, las ventajas que se obtendrán (tanto operativas como económicas) así como las restricciones que plantea el nuevo modelo (muchas de las operativas actuales se verán afectadas).

El siguiente aspecto fundamental es la formación de todos los usuarios afectados en la utilización y aprovechamiento de las capacidades que ofrece el nuevo modelo. En caso contrario, no serán utilizadas de forma generalizada y se perderá parte importante de la inversión realizada.

Ambas acciones están enfocadas en la implicación de todos los niveles de la organización en la migración a afrontar, haciéndolos partícipes de la misma. El análisis y reporte en todos los niveles permitirá medir el grado de adopción y satisfacción, así como detectar necesidades mal cubiertas, o que se necesitan cubrir, en el nuevo modelo.

Estos 5 puntos son fundamentales para abordar con éxito una migración al entorno Cloud, y permitirá a la organización desde evaluar la conveniencia de dicha migración hasta dimensionarla (de forma parcial o total) de forma correcta.


Pie de foto: Por Pere Vigo, Director de Soporte de ekon

unit4
http://www.unit4.es

Unit4 es un fabricante líder software de gestión empresarial centrado en las personas. Ofrece las mejores aplicaciones ERP, enfocadas a diferentes sectores de actividad. Miles de organizaciones se benefician de sus soluciones, en sectores como la industria, los servicios profesionales, la distribución mayorista y retail, la educación, la sanidad, el sector público, las organizaciones sin ánimo de lucro y de servicios financieros, entre otros. Unit4 atiende a miles de clientes en una gran variedad de sectores de servicios profesionales, incluyendo WSP, Achmea, Groupe ALTEN, SKILLED, INGEROP, Bravida y Man Group. Nuestros clientes son organizaciones intensivas en proyectos y centradas en consultoría, con un fuerte impulso para superar a su competencia y aceptar el cambio como un medio para alcanzar sus metas. Estas firmas se asocian con Unit4 como líder en software ERP, Servicios Profesionales y gestión de Recursos Humanos para servicios.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!

comprate esta información con tus amigos