2016 abre las puertas de la recuperación inmobiliaria

Los madrileños, los vascos y los baleares son los que más presupuesto destinan a la vivienda; y los castellanomanchegos, los navarros y los murcianos, los que menos

Cuando faltan pocos días para dar la bienvenida a 2017, el portal inmobiliario www.pisos.com ha querido hacer una valoración final de 2016, analizando los principales indicadores que miden la evolución del sector y destacando los titulares que nos deja el año en materia de vivienda. Durante este ejercicio, el mercado inmobiliario se ha caracterizado por un crecimiento moderado y razonable que hace prever una nueva etapa, marcada por unas bases sólidas y saludables, en la que la financiación jugará un papel clave.

Alquiler de despachos y Oficinas en San Sebastián de los Reyes

De forma global, tal y como destaca Manuel Gandarias, director del Gabinete de Estudios de pisos.com, durante 2016 ha tenido lugar “un aumento tanto del precio de la vivienda, sostenido y progresivo, como de las compraventas, que van abriéndose a la obra nueva muy poco a poco”. Asimismo, el experto indica que en el terreno de la financiación “las hipotecas fijas siguen marcando tendencia, mostrando un perfil de comprador conservador que huye del riesgo”.

Precisamente, en lo que respecta a los préstamos para comprar vivienda, este año hemos sido testigos de cómo la apertura hipotecaria ha continuado fortaleciéndose, en la medida en que se ha ido estabilizando la situación política y se ha retomado la actividad en los Registros de la Propiedad. En esta línea, las entidades financieras han concentrado sus esfuerzos en acercar clientes que cumplan con criterios de solvencia estrictos, mediante la publicación de ofertas hipotecarias atractivas y competitivas.

Por otro lado, las ejecuciones hipotecarias ya no arrojan cifras alarmantes, sino que se han relajado gracias a un mayor grado de entendimiento entre la banca y el hipotecado, cuya situación de crisis sobrevenida imposibilita el puntual pago de sus cuotas. La mejora en comparación con los años más duros de la crisis ha sido innegable durante 2016.

Respecto al precio de la vivienda, informes como el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) han reflejado una tendencia moderada de crecimiento desde que se abandonó la zona negativa en 2014. A este respecto, cabe destacar que los precios de obra nueva se encuentran en fase de recuperación, lo que podría mejorar el pronóstico sobre las previsiones de compraventas de este tipo de inmuebles a lo largo del próximo año.

La tendencia de la compraventa de viviendas en 2016 se ha mantenido al alza, otorgando un claro protagonismo a la segunda mano. Este liderazgo, que se ha manifestado en un número de operaciones claramente superior al de la obra nueva, se ha sostenido gracias a dos variables básicas de este tipo de inmueble: la oferta, mucho más amplia, y el precio, bastante inferior. Según pisos.com, durante este año comprar y reformar una casa usada costaría casi 30.000 euros menos que una vivienda nueva.  Con vistas a 2017, Manuel Gandarias indica que “este tipo de vivienda podría suponer una buena oportunidad si se dispone de ahorro y capacidad de endeudamiento, puesto que incluso sobraría para hacer pequeñas reformas”.

Las estadísticas han dibujado en repetidas ocasiones un momento propicio para apostar por la propiedad, teniendo en cuenta que se ha reducido el número de años de salario necesario para hacer frente al coste de un inmueble, fijado en 6,3 por el Banco de España. En esta línea, un estudio de pisos.com ha demostrado que los hogares españoles destinan cerca del 24% de su presupuesto al pago de la hipoteca o el alquiler, aunque se aprecian diferencias regionales.

Durante 2016, una de las tendencias más llamativas seguidas por parte del consumidor ha sido el crecimiento del número de hogares unipersonales (singles) hasta los 4,5 millones, a pesar de la reducción de oferta de viviendas de este tipo y de que, tal y como refleja el estudio anual sobre pisos compartidos del portal inmobiliario, compartir casa en España resulta un 20% más económico que en el resto de Europa.

De cara a 2017, dos de los frentes a los que habrá que prestar atención, además del gran impulso que está tomando la promoción de viviendas, son el alquiler y la rehabilitación. Habrá que vigilar de cerca las rentas en las grandes ciudades, cuyo ascenso está dejando fuera del mercado a muchas familias a las que la compra ya había rechazado. En cuanto a la rehabilitación, su despegue lleva siendo la asignatura pendiente del sector mucho tiempo, por lo que deberán buscarse vías que la conviertan en una apuesta rentable.

promonews
http://www.canalpress.net

Promocionamos noticias e información de nuestros asociados creando una viralidad y posicionamiento continuo. Como resultado, nuestros asociados aumentan tanto el tráfico a su web como su imagen de marca.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!

comprate esta información con tus amigos